Proyecto Réplica: od.coop, Polonia

La contaminación que se produce a partir de los residuos es uno de los problemas globales más urgentes e importantes a los que se enfrenta la humanidad actualmente. El crecimiento poblacional y el rápido progreso tecnológico no hacen más que engrosar este problema, continuamente reforzado por la sobreproducción capitalista. Las sociedades actuales se enfrentan a un momento extremadamente complejo en la historia. Los niveles de desigualdad social más dispares que se han observado nunca, la escalada de distintos «ismos» y el populismo corto de miras merman la democracia y ponen en peligro a los grupos minoritarios. Las personas, a nivel individual, y la sociedad, en un plano colectivo, se ven envueltos por una apatía social que les hace sentirse incompetentes e incapaces de tomar decisiones que influyan en los procesos globales actuales y que se alineen con sus intereses y valores.

Con la cooperativa de gestión de residuos de múltiples partes interesadas en la región se pretende dar respuesta a los retos que supone una mejor gestión de los residuos, recuperar los recursos renovables, reforzar la democracia y desarrollar y empoderar a las comunidades locales. Se trata de combinar las prácticas, el personal y los recursos de distintas partes interesadas: empresas comerciales, instituciones gubernamentales, organizaciones no gubernamentales, la municipalidad, otras iniciativas de las 6R (repensar, rechazar, reducir, reutilizar, reciclar y descomponer [en inglés rot]) así como otros movimientos informales. Los residuos pueden ser recursos renovables. El objetivo de la cooperativa es ayudar a empresas y organizaciones a reducir la cantidad de desechos que producen y a reutilizar los recursos renovables, y apoyarles en su camino hacia la sostenibilidad. La cooperativa recupera los recursos renovables que pueden ser reutilizados para otro fin o reciclados con un fin creativo (suprarreciclados) para establecer centros de redistribución y suprarreciclaje en distintos barrios de Varsovia. La cooperativa funciona como una red que vincula la visión de las 6R, los proyectos urbanos, los esfuerzos municipales y los productores de residuos con posibles receptores: otras empresas y organizaciones, personas que se dedican al suprarreciclaje y clientes particulares. Se trata de implicar el potencial humano de la región en procesos de revisión, recolección, renovación, redistribución y relación. El objetivo es crear de manera conjunta un entorno de economía circular en la ciudad de Varsovia.

Para llevar a cabo este proyecto, la organización se ha inspirado de otras cooperativas e iniciativas de gestión de recursos y economía circular como:

  • Cooperativas de trabajo de recolectores de desechos, principalmente en Sudamérica (Cooperativa de Trabajo Kbrones Ltda. y Creando Conciencia, ambas de Argentina; Pimp My Carozza de Brasil), y algunas plataformas que vinculan a los productores con los recolectores de desechos para aumentar los ingresos de los trabajadores y el proceso de reciclaje (Cataki, Brasil).
  • Iniciativas surgidas en Nueva York, como el movimiento de comunidades circulares, que combina proyectos que funcionan en torno a sistemas, diseños y redes de cadena de suministros gestionados por la comunidad hiperlocal (homegrow.systems y microfood.hub) o la creación de un ecosistema digital para apoyar el desarrollo de una comunidad sostenible (COMAS).
  • Otras fuentes de inspiración son el centro de reciclaje de la ciudad de Nueva York, Sure We Can, su espacio para la comunidad y su centro de sostenibilidad; o La Ressourcerie Du Spectacle de París, que alquila todo tipo de recursos y equipos a organizadores y a artistas.

La sobreproducción en masa de productos debe detenerse y sustituirse por una economía circular cerrada, basada en la producción local y en la que la reproducción de los artículos tenga un mínimo impacto medioambiental. Las comunidades locales disponen de suficientes recursos, capacidades y experiencia para cubrir las necesidades y aspiraciones de sus miembros, así como para crear una sociedad más feliz, más sana y más segura.

Las empresas cooperativas suponen una de las mejores maneras de construir una comunidad justa, próspera y empoderada. Los miembros de od.coop consideran que la economía social y solidaria podría contribuir al decrecimiento necesario para hacer frente al cambio climático y para alcanzar el bienestar de la sociedad y la equidad social.

Apoyo necesario

  • Captación de fondos
  • Financiación para iniciar el proyecto

Formadores en los siguientes ámbitos de experiencia:

  • Miembro fundador de una cooperativa de múltiples partes interesadas que opere en un ámbito amplio y en varios sectores y combine las actividades de varias entidades y familiarizado con la organización de trabajadores cooperativos.
  • Experto en el ámbito del reciclaje.
  • Analista financiero.
  • Analista en el ámbito de la sostenibilidad.
  • Una persona involucrada en una iniciativa urbana que forme parte de un entorno urbano vinculado con distintas estructuras municipales.
  • Un proyecto basado en los ODS.