¿Cómo comenzó la red joven de la ACI?

Hello multi-lingual

La Alianza Cooperativa Internacional (ACI) constituyó la red joven en 2003 para asesorar, apoyar y dar representación al movimiento cooperativista joven. Las personas que forman la red joven provienen de todas las nacionalidades y trabajan en la construcción de una sociedad más justa y equitativa.

Esta misión es especialmente importante cuando, en todo el mundo, el colectivo joven está enfrentándose a la exclusión económica, el desempleo, los empleos de baja calidad y el trabajo precario en la economía de lo esporádico; además de sumarse, como consecuencia, la poca accesibilidad a la salud y la vivienda de calidad.

En un estudio reciente sobre la juventud y el emprendimiento, la Organización Internacional de Cooperativas CICOPA observaba que, de acuerdo con la OECD8, las personas de entre 20 y 30 años demuestran un mayor interés por el auto-empleo que otros grupos de edad, y que entienden este tipo de emprendimiento como una carrera con potencial aun teniendo en cuenta su inexperiencia y falta de preparación en el campo de las finanzas.
 
En la UE, solamente un 4% de las personas entre 15 y 24 años son auto-empleadas, la mayoría de ellas en pequeños negocios, frente al 15% de media de los adultos. Además, los negocios gestionados por personas jóvenes tienen una tasa de supervivencia menor que los de personas con edad más avanzada.

Las cooperativas ofrecen una alternativa real a estos problemas: son una herramienta de creación de oportunidades de empleo en las comunidades y pueden ofrecer empleo seguro, donde las personas trabajadoras tienen control sobre su futuro.

Las personas jóvenes serán líderes mañana, pero son también líderes, organizadoras, cuidadoras, trabajadoras y pensadoras hoy y necesitan estar involucradas en el desarrollo de las políticas que les afectan hoy y les afectarán mañana. El movimiento cooperativa ofrece a la juventud la oportunidad de aprender, conocer y encontrar fórmulas para trabajar en conjunto, proteger y defender sus derechos sociales, políticos y económicos.

El papel de la red joven es proveer a la juventud de las diferentes regiones de un espacio de reunión para compartir. Las personas jóvenes provienen de un abanico de situaciones increíblemente amplio y sin embargo comparten necesidades: herramientas para el desarrollo de proyectos, oportunidades de trabajar y aprender, foros para debatir y proponer diferentes puntos de vista y experiencias de organización cooperativa, mejorar sus condiciones de vida y transformar comunidades.

El objetivo y las actividades de la red joven se puede encontrar en su constitución.